10 alimentos quemagrasas 2

 

6-Lomo embuchado, por sus proteínas

No es un alimento, precisamente, hipocalórico: contiene 349 cal./100 g.  Lo que de este alimento es que es, quizá, el más rico en proteínas completas (50 g./100 g.).  ¿Y qué hacen las proteínas?  Aumentar el glucagón.  El glucagón es una hormona que toma las reservas de grasa y las moviliza y gasta (al contrario de lo que hace en el cuerpo la insulina).  Es una de las razones por las que las dietas ricas en proteínas aseguran que adelgazan (liberan glucagón) frente a las basadas en hidratos (que liberan insulina, almacenador de energía).  Sin ánimo de ponernos a comer proteínas como locos una loncha en el desayuno de lomo puede ayudar a activar el metabolismo y a quemar grasas desde primeras horas del día.

 

7-Naranja, rica en potasio

La naranja contiene potasio, mineral que depura y disuelve las grasas acumuladas para que podamos expulsarlas, además de ser un diurético natural.  El ácido cítrico, al igual que en el limón, es antioxidante y depurativo, y estimula la eliminación de todas las sustancias que no se han metabolizado, como las grasas que no se han convertido en energía.  Este efecto limpiador estimula el hígado y el páncreas para deshacerse de las grasas acumuladas, actuando como un eficaz hepatoprotector.  Este cítrico, además, actúa como un excelente diurético y gracias a su contenido en magnesio estimula el peristaltismo intestinal, por lo que resulta ser un extraordinario remedio para combatir el estreñiniento y mejorar la eliminación de toxinas del organismo.

 

8-Papaya, rica en papaína

Mucho se ha escrito de la papaína como sustancia adelgazante.  La papaya, que no aporta ni grasas ni colesterol y sí un montón de vitamina C, que esto ya es buenísimo para nuestra dieta, contiene papaína, una enzima que desdobla las proteínas y favorece el proceso digestivo.  Detrás de una comida abundante en proteínas, como la carne roja, ayuda a digerirla.  Además, es rica en potasio y baja en sodio, por tanto, con propiedades diuréticas y deshinchantes.

 

9-Piña, nutrientes diuréticos

Es la fruta depurativa por excelencia.  Y no olvidemos que las grasas que no se metabolizan son toxinas que almacenamos.  Como depurativa no tiene precio: se lo debe todo a su aporte de potasio, asparagina y bromelina, entre otros.  Su fibra previene la obesidad, ya que ralentiza el paso de los alimentos por el estómago (produce saciedad).  Todo su cóctel de propiedades fragmenta las proteínas y separa el tejido celulítico, favoreciendo la desinfiltración, movilización y eliminación de depósitos de agua.

 

10-Soja, lecitina y proteínas

El haba de soja y algunos de sus derivados (como el tofu), son ricos en lecitina de soja, un fosfolípido que suele comercializarse en suplementos.  Múltiples investigaciones demuestran su efectividad anticolesterol y contra el exceso de grasa en la sangre y en el hígado.  Un estudio de la Royal Free and University College Medical School de Londres, afirma que la proteína de la soja podría modificar el metabolismo de las grasas en el hígado y el tejido adiposo, colaborando así a la prevención de la obesidad y la diabetes.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s