Los mejores remedios para estimular las hormonas de la felicidad

 

 

Estos alimentos y preparados herbales te devolverán la sonrisa, ya que contribuyen a reequilibrar los niveles de ciertas hormonas que mejoran el ánimo y favorecen el buen humor.

EL YOGUR CON DÁTILES ALEJA LA TRISTEZA

Tener un tránsito intestinal lento o un apetito insaciable son dos señales de alarma que pueden hacernos sospechar de que nuestros niveles de serotonina, la también llamada hormona de la felicidad, están bajos.  Y es que esta hormona, además de proporcionarnos bienestar, regula los movimientos del intestino y la saciedad.  Comer un yogur con un par de dátiles o higos secos entre horas te ayudará a resolver estos problemas de raíz.  Gracias a su elevado contenido en triptófano y vitamina B6, favorecen la producción de serotonina, al tiempo que corrigen el estreñimiento y calman el apetito.

ESPOLVOREA SEMILLAS DE SÉSAMO SOBRE TUS PLATOS

Aparte de ser un yacimiento de magnesio, un potente antiestresante y relajante natural, el sésamo es, junto a las pipas de calabaza, uno de los alimentos más ricos en varios compuestos que favorecen la producción de serotonina y dopamina.  Ésta última hormona también debe tenerse muy en cuenta, puesto que influye en el nivel de motivación y satisfacción.

HIPÉRICO, UN ANTIDEPRESIVO DE ORIGEN NATURAL

El hipérico es uno de los recursos herbales más útiles frente a la depresión leve porque esta planta en infusión o extracto eleva los niveles de serotonina, aumentando la sensación de bienestar.  En herbolarios y parafarmacias, puedes encontrarlos asociado al tiptófano en cápsulas, un complemento dietético efectivo no sólo a la hora de combatir el desánimo, sino también el exceso de preocupaciones o el dolor.  Abstente de tomar hipérico si sufres del hígado o sigues un tratamiento con antidepresivos o con ansiolíticos.

EN MOMENTOS DE BAJÓN, CHOCOLATE NEGRO

¿Te has preguntado alguna vez por qué comer chocolate te lleva al séptimo cielo?  La razón es sencilla, esta dulce tentación produce una sensación similar a la que sentimos al practicar deporte o cuando estamos enamorados porque, además de liberar endorfinas, unas sustancias que producen alegría, placer y satisfacción, contiene un euforizante natural, la feniletilamina, que actúa como una inmediata inyección de vitalidad.  El chocolate negro, el que contiene mayor cantidad de cacao, es el más eficaz.

LA VITAMINA C, UNA FUENTE DE ALEGRÍA

Que no falte en tu dieta, la vitamina C, también se conoce como la vitamina del buen humor, por la influencia que ejerce sobre el estado de ánimo.  Sin ella, nuestro cuerpo es incapaz de segregar oxitocina, más conocida como la “hormona del amor”, una sustancia que producimos cuando nos sentimos optimistas o establecemos lazos de unión con otras personas -caricias, abrazos, etc-.

Garantiza su consumo, como no podemos almacenar este nutriente, hay que llenar los depósitos de vitamina C cada día.  Para asegurar su disponibilidad, come ensaladas con tomate, espolvorea perejil sobre tus platos y consume 2-3 piezas de fruta al día, dando prioridad a los cítricos y el kiwi.  Recuerda que el estrés, el frío y el tabacao aumentan las necesidades de esta vitamina.

EL ESTRÉS, ENEMIGO DE TU BIENESTAR FÍSICO Y EMOCIONAL

Si bien nuestro cuerpo está programado para reaccionar con éxito a un estado de alerta puntual, cuando la situación de estrés se prolonga acaba pasando factura.

CORTISOL A RAYA.  En épocas de tensión y nerviosismo, se dispara la producción de cortisol, la también llamada hormona del estrés.  Las tasas altas de esta hormona pueden ocasionar  una bajada de defensas, estreñimiento, insomnio, pérdidas de memoria y, no menos importante, una mayor acumulación de grasas en el abdomen.

¿CÓMO REDUCIR LOS NIVELES?  Los complementos dietéticos a base de fosfatidilserina, un compuesto que se encuentra de forma natural en la lecitina de soja, el mijo y el sésamo, ayudan a frenar la liberación de esta hormona.  Similar efecto tiene la vitamina A -huevo, lácteos, verduras, hortalizas y frutas de color naranja, etc-.

ADRENALINA BAJO CONTROL.  En exceso, esta hormona produce ansiedad, agotamiento e irritabilidad, aparte de elevar la tensión arterial, subir el azúcar y acelerar el corazón.

¿COMO REDUCIR SUS EFECTOS?  Además de seguir una dieta rica en vitaminas del grupo B -productos integrales, fruta deshidratada, frutos secos, etc- y en ácidos grasos Omega 3 -pescado azul, nueces y lino-, harás muy bien en tomar con regularidad infusiones, combinadas a partes iguales, de espino albar, hojas de olivo y tila.

fuente: Revista Pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s