Trucos para todo (Estética)

MANOS RESECAS

El frío está a la vuelta de la esquina, y con la bajada de temperaturas deberemos poner especial atención en el cuidado de ciertas zonas del cuerpo, como son los labios y las manos.  Si estas últimas se te resecan, no te preocupes, tenemos el remedio casero perfecto.  Solo necesitarás un huevo y un poco de aceite de oliva.  Separa la yema de la clara de huevo y mézclala en un recipiente con cuatro cucharadas de aceite de oliva.  Aplícatela en manos y uñas y deja que se seque.  Luego retírala con agua tibia.

DI ADIÓS A LAS PECAS

Prepara una mascarilla mezclando una cucharada de leche en polvo, una cucharada de miel y dos cucharadas de patata rallada.  Remueve bien hasta que consigas una pasta homogénea.  Aplícate la mascarilla sobre el rostro o sobre la zona de donde quieras eliminar las pecas y déjala actuar durante 10 minutos.  Repite el tratamiento tres veces a la semana y verás como funciona.

PEPINO CONTRA EL ACNÉ

Pon en la licuadora medio pepino, dos cucharadas de yogur natural y unas cuantas hojas de perejil.  Bate hasta obtener una crema homogénea.  Aplícatela sobre la cara y déjala actuar 20 minutos.  Después enjuágate con agua tibia.  Repite el tratamiento dos veces por semana.

¿SE TE HA SECADO EL RIMEL?

Seguro que en más de una ocasión has tirado a la basura tu máscara de pestañas favorita al descubrir que se había secado y que dejaba unos feos pegotes al maquillarte los ojos.  No lo hagas nunca más, pues tiene solución.  Cuando veas que tu rimel comienza a secarse, añádele unas gotitas de aceite de oliva y remueve bien con la ayuda de un pincel.  Esto hará que recupere su textura líquida y además le proporcionará un brillo extra a tus pestañas cada vez que te lo apliques.

LIMPIA TU CUTIS CON YOGUR

Te proponemos un limpiador facial elaborado con este lácteo.  Mezcla media taza de yogur con una cucharadita y media de zumo de limón.  Masajea tu rostro con la mezcla con movimientos circulares, evitando la zona de los ojos y la de los labios.  Déjala actuar durante 15 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.  Tendrás un cutis libre de impurezas.

REVITALIZANTE PARA OJOS CANSADOS

Mezcla una cucharada de gel de aloe vera, una cucharadita de jugo de pepino y 1/4 de cucharadita de maicena.  Ponlo al fuego y antes de que empiece a hervir retíralo y añádele una cucharada de agua de hamamelis.  Deja enfriar el gel resultante y colócalo en un frasco limpio.  Aplícatelo con suavidad sobre la piel de alrededor de los ojos y di adiós a las bolsas y las ojeras.

ADIÓS A LA CASPA

El vinagre de manzana estimula la circulación sanguínea de los capilares, además de combatir las bacterias, virus y levaduras, principales causantes de la caspa.  Diluye una parte de vinagre en tres partes de agua.  Masajea suavemente tu cabello con esta solución y déjala actuar sobre el cuero cabelludo durante media hora.  Después lava tu pelo como de costumbre.

UVAS, EL MILAGRO ANTIARRUGAS

Esta fruta posee propiedades hidratantes y humectantes que ayudan a combatir la sequedad y a reducir las arrugas con un efecto “lifting”.  Corta de forma longitudinal dos uvas blancas sin pepitas.  Quítales la piel, machácalas y mézclalas con el contenido de dos cápsulas de vitamina E.  Aplícate la mezcla en el contorno de los ojos y alrededor de la boca.  Déjala actuar durante toda la noche.  Al día siguiente, retira los restos con agua tibia.  Verás que tus arrugas se suavizan.

FORTALECE TUS UÑAS

Las uñas quebradizas son un signo del deterioro de las láminas externas.  Y el aceite de melocotón es el remedio ideal para tenerlas fuertes y sanas.  Aplícate un poco de aceite de melocotón sobre las uñas, tres veces al día, a lo largo de dos semanas.  Durante el período de tratamiento evita pintártelas.  Después de 15 días podrás volver a usar esmalte.

ADIÓS A LA CELULITIS

Además de una dieta rica en frutas, verduras y agua, puedes utilizar una crema casera para eliminar la piel de naranjal.  Mezcla una parte de café en grano molido y dos de aceite de almendras.  Aplica el preparado sobre las zonas afectadas, friccionando enérgicamente.  Cubre la zona con nailon adherente y deja actuar durante media hora.  Retira con una ducha de agua fría.

FRESAS PARA LAS MANCHAS

Los excesos a la hora de tomar el sol pueden tener consecuencias muy antiestéticas.  Si tu problema son las manchas en la piel por culpa de los rayos UVA, te recomendamos que hagas una mascarilla casera aplastando, con la ayuda de un tenedor tres fresas maduras.  Mézclalas con una cucharada de nata líquida y otra de miel.  Aplícatela en la zona donde tengas la mancha y deja actuar durante durante 20 minutos.  Pasado este tiempo, retírate la mascarilla con ayuda de un algodón humedecido en leche tibia.  Realiza la misma operación dos veces a la semana hasta que tengas la piel uniforme.

SUAVIZA LAS PATAS DE GALLO

El siguiente remedio sirve tanto para las arrugas de los ojos como para las de las comisuras de los labios.  Bate la clara de un huevo a punto de nieve.  Añade una cucharadita de harina de trigo integral y mézclalo todo bien hasta conseguir una pasa consistente.  Aplícatelo en las zonas que quieras tratar.  Déjala actuar durante diez minutos y después eliminala con ayuda de agua tibia.  Repite la operación dos o tres veces por semana.

MASCARILLA ANTIOJERAS

Las bolsas ya no serán un problema para ti.  Corta un aguacate por la mitad, retira la pulpa y hazla puré con un tenedor.  Añádele cinco gotas de aceite de almendras y mézclalo bien.  Aplicate esta mascarilla en el contorno de los ojos.  Deja que actúe cinco minutos y retírala con un algodón empapado en agua mineral.

ACABA CON LAS ESTRÍAS

Llega el verano y con él las preocupaciones a la hora de lucir cuerpo.  Si quieres reducir las estrías, utiliza aceite de almendras después de la ducha.  Además, aplícate una vez al día aceite de rosa mosqueta sobre la zona dañada, y un gel de aloe vera justo antes de meterte en la cama.  Si eres constante, desaparecerán.

HAZ TU PROPIO SÉRUM FACIAL

En un tarro con tapa, mezcla una taza de aloe vera puro con tres cucharadas de glicerina y cuatro gotas de aceite esencial de lavanda.  Cierra bien el bote y agita la mezcla hasta que los ingredientes queden bien ligados.  Antes de meterte en la cama, aplícate el sérum y déjalo actuar durante toda la noche.  Conseguirás un cutis radiante, sobre todo después de haber estado expuesto al sol durante todo el verano.  No tires el sérum sobrante, guardalo en la nevera para volver a utilizarlo al día siguiente.

¿CABELLO GRASO?

Si tienes el pelo graso, sigue este consejo.  Haz una infusión con dos bolsas de té verde en medio vaso de agua hirviendo.  Vierte el té en un bol de cristal y agrega poco a poco arcilla blanca o caolín hasta conseguir una pasta de consistencia homogénea.  Aplícate esta mascarilla sobre el cabello, insistiendo en las zonas que tengas más grasas.  Déjala actuar durante 20 minutos y aclárate el pelo con agua fría.  Lucirás un pelo muy brillante y sin grasa.

RECICLA TUS PINTALABIOS

Busca una cajita vacía.  Con un palillo, saca de la barra de labios el carmín y ponlo en la cajita.  Cuando hayas terminado, échale unas gotas de algún gloss que tengas en casa.  Vierte un poco de agua en un cacito y pon la tapadera del revés.  Coloca la cajita encima y, cuando el agua hierva, baja el fuego.  Con el palillo, mueve la mezcla hasta que se funda.  Después déjalo enfriar.  Ya tienes un gloss hecho con tu vieja barra de carmín.

LUCE UN PERFECTO ESMALTE

Estás cansada de que tu esmalte de uñas se estropee nada más pintártelas y tener que aplicártelo una y otra vez.  Tenemos el truco perfecto para que tu laca se seque de forma rápida y duradera.  Pinta tus uñas de la forma habitual.  Una vez aplicado el esmalte, introduce las manos en un recipiente con agua fría, al que previamente habrás añadido cinco o seis cubitos de hielo.  Déjalas a remojo un par de minutos y… luce un esmalte perfecto.

REAVIVA TU CABELLO

Si tu pelo suele estar seco, con la llegada del verano, el cloro de las piscinas y el sol, puede llegar a quebrarse.  Para evitar la sequedad, te proponemos una mascarilla a base de plátano.  Machaca una pieza de esta fruta con una cucharada de aceite de girasol y otra de zumo de limón.  Mézclalo todo hasta conseguir una masa homogénea.  Aplícate esta mascarilla natural y déjala actuar 30 minutos.  Retírala con agua tibia.

LUCE UNAS MANOS SUAVES

Los detergentes y las agresiones externas pueden hacer que tus manos pierdan elasticidad y se queden secas.  Pon en la palma de tu mano una cucharadita de aceite de oliva y otra de azúcar, añade unas gotas de limón y frótate las manos con esta mezcla, dando un suave masaje.  Pasado unos minutos, lávate con un jabón neutro y verás los resultados.

LABIOS PERFECTOS

Con la llegada del verano y el aire acondicionado los labios tienden a cortarse y cuartearse.  Te proponemos un exfoliante casero que eliminará las pielecillas y te dejará los labios suaves y perfectos.  Extiende sobre tu boca una fina capa de dentífrico, del que habitualmente utilices para lavarte los dientes.  Cuando veas que empieza a secarse, aplícate un poco de agua con los dedos y masajéalos con movimientos circulares, como si estuvieras realizando un “peeling”.  Esto arrastrará las molestas pielecillas.  Después retira la pasta de dientes con un poco de agua tibia.  Ponte en los labios un poco de miel, como si fuera vaselina, y deja que actúe toda la noche.  Si no tienes miel a mano, puedes usar un poco de crema hidratante o protector labial.  Al día siguiente, tendrás unos labios perfectos, suaves y sin pieles.

TONIFICA TU PIEL

El estrés y los cambios de temperatura son solo dos de los motivos que pueden provocar una falta de hidratación en la piel.  Con el siguiente remedio casero conseguirás tonificar todo tu cuerpo de forma sencilla, rápida y económica.  Echa unas gotas de aceite de pomelo en tu crema hidratante.  Mézclalo bien y aplícatelo de forma habitual después de la ducha o el baño.  Si eres constante, verás como los tejidos se reafirman y recuperan la tersura y tonificación de antaño.

RUBIA SIN PASAR POR LA PELUQUIERÍA

Si tienes el pelo castaño y quieres lucir un color más claro durante el verano, no hace falta que gastes el dinero en unas mechas o un tinte.  Llena una jarra con un litro de agua y añádele el zumo de un limón.  Échate la mezcla sobre el pelo ligeramente humedecido con agua, bien por todo el pelo o por mechones.  Después deja que el cabello se seque al sol y lávatelo con agua tibia.  Repite la operación los días necesarios para que tu pelo adquiera el color que deseas.

NO MÁS TALONES AGRIETADOS

Tritura dos plátanos maduros hasta hacer un puré.  Aplica esta mezcla en tus talones y deja que actúe durante 15 minutos.  Después retírala con agua fría.  Además puedes elaborar un exfoliante casero una vez a la semana.  Mezcla tres cucharadas de sal con el zumo de una cebolla y masajea el área afectada con movimientos circulares.  El resultado será perfecto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s