Enfermedades y lesiones relacionadas con el frío

BCUALQUIER PERSONA QUE PASE MUCHO TIEMPO EXPUESTA AL FRÍO, PUEDE SUFRIR CONGELACIÓN O HIPOTERMIA.

SI VAS A HACER EJERCICIO O A PASAR MUCHO TIEMPO AL AIRE LIBRE, ES IMPORTANTE VESTIRTE ADECUADAMENTE, ENTERARTE DE CUALES SON LOS SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA CONGELACIÓN Y LA HIPOTERMIA, Y SABER CUÁNDO ES HORA DE ENTRAR A UN LUGAR BAJO TECHO O DE BUSCAR ATENCIÓN MÉDICA.

¿QUÉ ES LA CONGELACIÓN?

La congelación es el daño de la piel o los tejidos, causado por el frío extremo.  Los dedos de manos y pies, las manos, los pies, la nariz, las orejas y las mejillas son las partes del cuerpo más vulnerables a la congelación.  Los niños corren más riesgo de sufrir congelación que los adultos, porque pierden calor por la piel más rápidamente y porque es menos probable que decidan abandonar sus diversiones invernales para entrar a la casa a calentarse.

La congelación se produce cuando los vasos sanguíneos de la piel se estrechan o contraen.  Como por el vaso sanguíneo contraído circula menos sangre, se forman cristales de hielo en el líquido que se encuentra dentro y alrededor de las células de la piel.

Hay dos tipos de congelación: la superficial y la profunda.  En la congelación superficial, la parte afectada de la piel se pone gris o amarillenta, pero la piel permanece blanda.  Después de que la piel se descongela, se torna roja y se pela.  En la profunda, la piel tiene apariencia de cera y se siente dura al tacto.  Cuando se descongela, se torna azulada o morada y puede ampollarse.

Si crees que has sufrido congelación, debes hacer lo siguiente:

-Trata de llegar a un lugar cálido.

-Acude al médico de inmediato, si te es posible.

-Si tienes congelados los pies o los dedos de los pies, no camines.

-No revientes las ampollas.

-No te frotes las zonas afectadas.  Sumerge en agua tibia las zonas congeladas, cúbrelas con mantas abrigadas o ponlas en contacto con partes del cuerpo que estén tibias.

-No las expongas a calor directo, como el de una chimenea o una estufa.

-No te apliques ungúentos ni te pongas vendajes en las zonas afectadas.

-No bebas bebidas alcohólicas para calentarte.

La congelación puede ser peligrosa.  Puede causar la muerte del tejido, por gangrena.  En casos graves, puede ser necesario amputar el tejido muerto o infectado.  También existe el riesgo de sufrir un ataque cardíaco si la congelación se presenta al mismo tiempo, con hipotermia de todo el cuerpo.

¿QUÉ ES LA HIPOTERMIA?

En época de frío, el cuerpo puede perder calor más rápido de lo que tarda en producirlo.  Esto puede dar lugar a una temperatura corporal anormalmente baja, llamada hipotermia.  La hipotermia puede hacer que la persona se sienta somnolienta, confundida y torpe.  Como la hipotermia sucede gradualmente y nubla la razón, es posible que la persona no se dé cuenta que necesita ayuda.

Cualquier persona que pase mucho tiempo con frío puede sufrir hipotermia.  También se puede producir por estar frío y mojado o por estar sumergido en agua muy fría, demasiado tiempo.  Los bebés, los ancianos y las personas que sufren enfermedades del corazón son más vulnerables.  A medida que envejecemos se hace más difícil mantener una temperatura corporal normal.  Como los ancianos parecen ser relativamente insensibles a condiciones de frío moderado, pueden sufrir hipotermia sin siquiera darse cuenta.

SÍNTOMAS DE LA HIPOTERMIA

-Confusión y somnolencia

-Habla confusa

-Respiración superficial

-Alteraciones del comportamiento

-Temblor extremo o ausencia completa de temblor

-Rigidez de los brazos y las piernas

-Falta de control de los movimientos del cuerpo

La hipotermia es muy peligrosa.  Una temperatura corporal por debajo de los 35º puede causar la muerte si no se trata de inmediato.  Si tienes alguno de estos síntomas o los observas en otras personas, busca atención médica inmediatamente.

¿QUÉ ES LA CONGELACIÓN MÍNIMA?

La congelación mínima es el enrojecimiento y hormigueo de las mejillas, la nariz, las orejas y los dedos de las manos y los pies después de la exposición al frío.  El tratamiento se puede realizar en casa, y consiste en retirar la ropa mojada de la zona afectada y calentar en un baño de agua tibia las partes del cuerpo que se han enfriado.  Si has sufrido congelación mínima en las manos o los dedos, pídele a otra persona que pruebe la temperatura del agua, ya que no sentirás el calor en las manos entumecidas.

fuente: revista Vivir mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s