Sueña nobles sueños y como sueñas, así llegarás a ser

a

 

El pensamiento es la fuente de la acción, la vida y la manifestación; construye una fuente pura y todo será puro.

Quienes entienden y reconocen su necesidad de crecer y mejorar siempre alcanzarán los objetivos que su corazón les haya trazado.  Pero para eso, deben estar preparados para realizar grandes sacrificios personales antes que puedan lograr su objetivo, entendiendo que el precio del éxito no es negociable.  Y una vez han comenzado a transitar su camino, descubrirán la presencia de esa gran ley que es absolutamente justa, y que no retorna mal a quien hace el bien, ni premia con el bien a quien mal actúa.

Trabaja con alegría y paz, sabiendo que los pensamientos correctos y esfuerzos correctos traen inevitablemente resultados correctos.

Pero aquellos cuyos corazones están centrados en el supremo amor no etiquetan ni clasifican a los demás; no buscan que piensen como ellos ni tratan de convencerlos de sus propias ideas.  Este tipo de personas, al conocer la ley del amor, viven en ella y mantienen una serena actitud mental y una dulzura de corazón hacia todos los demás.  Los corruptos y los virtuosos, los tontos y los sabios, los ilustrados y los ignorantes, los egoístas y los generosos, todos reciben por igual la bendición de sus apacibles pensamientos.

James Allen

b

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s